Guerra entre «fans» de Los Anillos de Poder y La Casa del Dragón

¿Por qué tanto odio por un producto de fantasía?

Estamos más o menos en el ecuador de las dos series del momento: Juego de Tronos: La Casa del Dragón y El Señor de los Anillos: Los Anillos de Poder y cada día que pasa, me dan más vergüenza y tristeza los comentarios que veo en redes sociales.

Casi siempre, y remarco el casi, en el lado de Los Anillos de Poder. Estoy seguro que ya todo el mundo conoce la historia que lleva esta serie respecto a que es una adaptación de los Apéndices y no de ninguna novela en concreto, ni siquiera de “El Silmarillion”, que quizá hubiera sido una mejor opción de haberse podido conseguir los derechos.

Amazon Prime, está haciendo una adaptación y una adaptación quiere decir básicamente en el lenguaje del cine y las series: “me puedo pasar un poco por el forro las cosas, para que me encajen en una serie o película”. Todo esto con matices, siempre y cuando se respete la esencia o los conceptos más básicos. Pero esto ha pasado siempre, Marvel o DC lo hacen continuamente, vemos películas que cogen al villano del cómic de turno en una historia muy concreta y hacen una adaptación y en muchas ocasiones, no se parece en nada al cómic, cambiando orígenes de personaje, motivaciones y muchas otras cosas, de las cuales finalmente, sólo reconocemos a los personajes y elementos “Fan Service” para que los más frikis reconozcamos que viene de esa historia en concreto.

Y yo me pregunto ¿ahí no nos quejamos? Es lo mismo, datos inventados, adaptados y retorcidos para que queden bien en la historia de la película.

Bien, pues en Los Anillos de Poder, no vale. Sí, lo sé, se están saltando cosas, metiendo personajes que no encajan en la Era concreta y quizá miles de cosas más, pero en serio, es lo mismo que en el caso anterior de los superhéroes.

Después de toda esta reflexión, la serie puede gustar mucho, nada o normal. ¿Se puede odiar una serie? Pues hombre, desde mi punto de vista odiar un producto es de género tonto, muy tonto de hecho, porque es tan fácil como no verlo, hay series y películas a patadas como para estar perdiendo el tiempo.

Y es este odio el motivo de este pequeño artículo de reflexión, si vais a Twitter (la red social del odio, dicen algunos), entrad en cualquier tuit de la serie Los Anillos de Poder y veréis miles de comentarios de gente que echa pestes, sin argumentos y además, aprovechando para alabar a Juego de tronos, es decir, entrando en una guerra sin sentido. Está claro que las compañías las emitieron a la vez para hacerse la competencia y que se hablara de ellas, pero parece que nadie pone coco.

Voy a hacer un comentario, que quizá pueda ser polémico y por eso, quiero decir que me encanta Juego de Tronos, de principio a fin, incluso la última temporada tan criticada, que parece que ahora a todo el mundo se le olvida… El caso es que Juego de tronos, tenía capítulos muy densos que no aportaban gran cosa, parecía que la trama no avanzaba y eso lo decían “entendidos” en el momento y gente no friki con la que yo hablaba, mezclándose con capitulazos y con otros que solo en el cliffhanger final te aportaban algo, es decir, no era perfecta, pero como casi ninguna serie.

Lo que pasa es que el tiempo hace que las memorias fallen y todo lo malo se suele olvidar y nos quedamos sólo con lo bueno y en cierto modo, eso es positivo.

Básicamente, el resumen es que muchos de los comentarios y críticas que ahora se le hacen a Los Anillos de Poder, se le hacían a Juago de Tronos, pero la memoria es muy corta, como decía.

Nunca me hartaré de hacer este tipo de reflexiones y no verme imbuido en la vorágine de absurdez y mediocridad de muchos comentarios y me voy a callar, que como siga me enciendo y hago justo lo que no quiero.

Señores, señoras, disfruten de todo y si no lo hacen no lo vean y si lo ven sólo para criticar de la forma que digo (siempre se puede criticar de una forma constructiva y debemos hacerlo), háganselo mirar.

Saludos Invasores

Sator

Ochentero de corazón, creador del podcast La Invasión de los UltraFrikis y del canal de YouTube del mismo nombre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.