La Crisis de los Spoilers Infinitos

Se abre un portal en el espacio y en el tiempo del que aparece Flash y me advierte sobre acontecimientos del futuro de los cuales yo no quiero saber nada. Le digo que pare, pero él sigue soltando spoilers de lo que está por venir sin parar y de repente, se desintegra y yo me siento muy enfadado por saber tanta información que no quería saber.

Después de esta tontería de entradilla, porque lo es, quiero exponer un tema que tristemente está cada vez más presente en el mundo en el que vivimos y creo que las líneas del comienzo representan muy bien cómo me siento con lo que a continuación voy a exponer.

Desde hace unos años es muy difícil no ver una película o serie sin saber absolutamente nada sobre ellas. Esto, en el mejor de los casos, es simplemente por ver el tráiler o imágenes promocionales del producto en cuestión y siempre asumiendo uno mismo el riesgo de perder la sorpresa al verlos por primera vez. Yo soy el primero en ver tráilers y fotos de próximas películas y series, pero siempre con cierta cautela y autocontrol para no saber demasiado y así poder disfrutar cuando veo por primera vez el producto en cuestión.

El problema está en las redes sociales, y sobre todo con las personas que quieren hacer saber al resto que han sido las primeras en ver algo, publicando pantallazos que contienen spoilers de la trama o personajes, además sin avisar en la mayoría de los casos. Y es que quiero pensar que lo hacen por eso y no por joder, aunque seguramente sea, en muchas ocasiones, por lo segundo. En cualquier caso, me parece una total falta de consideración hacia el prójimo.

El caso más reciente es el de Black Adam y lo que todos sabemos ya, creo que ha sido la escena post-créditos más filtrada de la historia, pero esto viene de lejos ya y tenemos ejemplos muy recientes como No Way Home, y otros no tanto, como la trilogía de secuelas de Star Wars. Menciono Star Wars porque precisamente me comí con Episodio VII el SPOILER con mayúsculas gracias a un gracioso individuo que publicó una miniatura con el clímax de la película y por si no fuera suficiente escribiendo en la misma que Kylo Ren era hijo de Solo, sin ni siquiera haber buscado nada relacionado sobre el tema, ¡de repente PUM!, la miniatura del vídeo en portada de YouTube. Cuando vi la película en cines no la disfruté igual porque se rompió esa magia de la especulación y las teorías.

Recuerdo hace años, y con esto finalizo, el ir a ver una película al cine y sorprenderme con lo que ocurría. Era una época además en la que precisamente no tenía redes sociales ni tampoco buscaba demasiada información sobre futuras producciones. Pongo el ejemplo de El Increíble Hulk, yo pensaba que era un reinicio sin más de la anterior entrega, sin ningún tipo de conexión y de pronto aparece Tony Stark en la escena final diciendo “estamos reuniendo un equipo”. Esto dio pie a un Universo compartido más grande. Mi sorpresa fue enorme por ese entonces, sorpresa que ya es casi imposible conservar hoy en día, y es que, como si el Spoiler fuese Thanos, es inevitable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *